We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Carmena tumba los planes de AXA en Gran Vía para el cambiar el uso de los Cines Rex

Posted by: In: Inmobiliaria 26 Sep 2017 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Imagen de archivo del Ayuntamiento de Madrid.

Revés urbanístico para el brazo inmobiliario de la aseguradora holandesa Axa. El Ayuntamiento de Madrid ha echado por tierra, en el pleno de este martes, los planes de la compañía para transformar los antiguos Cines Rex en un local comercial, al inadmitir tanto la modificación del Plan Especial para el edificio situado en la calle Gran Vía número 43 Bis como el Plan Especial de Control Urbanístico Ambiental de Usos del inmueble.

El primero de estos instrumentos se utiliza para tramitar el cambio de uso de los edificios, mientras que el último es un instrumento de planeamiento urbanístico dirigido a valorar “la incidencia que la implantación de un determinado uso puede tener sobre el medio ambiente urbano y sobre las características propias del ámbito en el que se localice, con carácter previo a la concesión de la licencia”, tal y como recoge el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid.

Hay que recordar que el edificio que cuenta con un nivel 1 de protección, que obliga al propietario a proteger tanto la fachada como su interior, de ahí la necesidad de aprobar ambos trámites urbanísticos.

La decisión del consistorio supone un duro revés para la aseguradora francesa, que a finales de 2015 llegaba a un acuerdo para adquirir el edificio donde se ubican el Hotel Rex y los históricos cines del mismo nombre por cerca de 42 millones de euros. Un año antes, en esa misma calle pero en el número 37, AXA Real Estate adquirió el antiguo cine Avenida, por casi 80 millones de euros, una elevada cifra que pagó gracias al ‘caramelo’ que suponía tener como inquilino a la firma de moda sueca H&M, que en 2009 abrió ahí su tienda más emblemática de la capital.

Los planes de AXA pasaban por remodelar el edificio, de 9.000 metros cuadrados, y explotarlo combinando el uso hotelero -que ya tenía- y comercial, uso que estaba reservado a los cines, cuyo carácter protegido, la aseguradora estaba dispuesta a respetar, a pesar de que sus 700 metros cuadrados llevan varios años en desuso.

El asesor asesor urbanístico de la consultora en este edificio es el estudio de arquitectura RCCyP, quien realizó una Consulta Urbanística Especial al consistorio para la implantación del uso terciario comercial donde se ubicaron en el passado los Cines Rex. RCCyP, se encarga o se ha encargado también de la gestión urbanística de otros proyectos como los del Edificio España, Gran Vía 32, Puerta del SOl 9 o Preciados 13.

Según las fuentes consultadas, para los cines, la idea de la aseguradora gala pasaban por su transformación en un amplio local comercial que pudiera acoger una flagship, al estilo Primark varios número más arriba. Por lo que respecta a la parte hotelera, Room Mate Hotels, la cadena hotelera de Kike Sarasola, legaba a un acuerdo con AXA a principios de este año para operar el emblemático Hotel Rex. Tal y como adelantó El Confidencial, el objetivo de la cadena es realizar una remodelación del inmueble, con la vista puesta en poder inaugurar el nuevo hotel, que constará de 130 habitaciones y creará 45 empleos, entre finales de 2018 y principios de 2019.

Hotel más local comercial, tendencia en auge

Se da la circunstancia que hace justo un año, el fondo Texas Pacific Group (TPG) recibiía luz verde por parte del Ayuntamiento para reconvertir Gran Vía 18, de un edificio de oficinas a otro de uso mixto -comercial y hotelero. Dicho inmueble fue adquirido hace casi cuatro años en subasta pública a la Comunidad de Madrid por 18,6 millones de euros. TPG dio el paso al inmueble una vez solventados todos los trámites administrativo y lo vendió, por 44 millones de euros a la alianza entre IBA Capital y CBRE Global Investment Partners (GIP).

A diferencia de lo que ha sucedido con muchos otros edificios situados en la Gran Vía, el número 18 no necesitaba de un cambio de uso, ya que, tal y como se publicitaba en el portal Addmeet, el inmueble también contaba como usos compatibles el hotelero y comercial. De ahí que, desde el punto de vista administrativo, no fuera necesario pedir un cambio de uso, pero sí un Plan Especial de Control Urbanístico Ambiental de Usos.

El futuro de este activo, como el de tantos otros en la Gran Via, pasa por un proyecto que combine una superficie comercial en las primeras plantas —previsiblemente orientadas a una gran cadena de moda— y un hotel en las plantas superiores, en consonancia con la transformación que se está realizando en otros emblemáticos inmuebles de Gran Vía y que están tendiendo a aprovechar los bajos de los edificios para locales comerciales, desplazando el hotel y sus zonas comunes hacia arriba, tal y como se está haciendo a nivel internacional desde hace años.

Los ejemplos en esta mítica avenida madrileña son cada vez más numerosos. Por ejemplo, Gran Vía 21, donde conviven el ‘flagship store’ más grande de Adidas en España y el Hotel Senator, o Gran Vía 31, donde se ubican la tienda del Real Madrid y Pull & Bear y donde hay actualmente en marcha un proyecto hotelero de cinco estrellas que será operado por una cadena internacional.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.