We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Cómo saber si hago una buena compra

Posted by: In: Inmobiliaria 27 Feb 2018 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
comprar una vivienda

A la hora de comprar una vivienda, analizar y negociar bien es fundamental. De esa negociación, puede salir un buen trato.

Pero, ¿qué es un buen trato? Pues aquel en el que puedes conseguir lo que buscabas con un mejor precio. En definitiva, hacer una buena compra.

Pero para conseguir un buen trato y una buena compra, hay que hacer un estudio previo. Normalmente, cuando uno busca casa, suele empezar por definir las características que necesita: metros, número de habitaciones, garaje… Sus gustos: exterior, altura, jardín o piscina. Y las zonas o barrios preferidos y posibles. Y nos surgirán muchas opciones.

Con esta información es necesario hacer un sondeo de mercado para saber por dónde andan los precios en cada barrio. Y en esta búsqueda, podremos encontrar dos tipos de casas. En primer lugar, las que nos gustan y se ajustan a lo que queremos, pero nos parecen caras. En segundo, las que podemos pagar, pero no nos gustan. O no responden a lo que buscamos. Y por eso se tarda algún tiempo en encontrar la casa ideal.

Decisión ágil y rápida

Si en algún momento encontramos una casa que nos gusta, que lleva pocos días en venta, que responde a lo que estamos buscando y que tiene un precio razonable, la mejor opción es quedársela. Seguramente estarás ante una oportunidad. Y será la mejor forma de hacer una buena compra.

Si no, la comprarán uno de los siguientes tres o cuatro interesados que visiten la vivienda. Si no decidimos rápido y llamamos a los 15 días, lo normal es que esté vendida. Decidir rápido es clave.

Y esta es la mejor forma de hacer una buena compra. Encontrar una oportunidad, que lleve poco en el mercado y que nos salga a un precio razonable.

Los deberes hechos

Obviamente, para poder decidir rápido debemos haber hecho una serie de cosas antes de presentar una oferta. Una muy importante será hablar con algún banco. Y ver qué importe podemos obtener a través de un crédito hipotecario. Esto, más los ahorros, nos permitirán saber si se puede pagar la casa.

Una oportunidad como la anterior puede tardar tiempo en surgir. La mayoría de las casas salen a mercado a un precio superior al que el vendedor está dispuesto a aceptar, pensando en que tendrán que hacer una rebaja. Esto retrasa la venta. Y requerirá un proceso de ajuste.

La información es poder

A veces, enterarse de que una propiedad va a salir al mercado antes de que se publicite, dará la ocasión de estudiarla o hacer una oferta. La información de un vecino o del portero de esa finca que nos gusta nos ofrecerá oportunidades. Otra fuente para comprar con “información privilegiada”, será el detectar casos en que el vendedor tenga cierta urgencia por vender.

Un ejemplo sería el de la venta de un piso por fallecimiento de un vecino, siempre que se pueda llegar a un acuerdo con los herederos. Estos suelen ser más proclives a resolver y liquidar la herencia antes que a exprimir el precio de venta. O también los casos de necesidad de vender en un plazo por haber comprado otra casa. O por necesidad de liquidez.

comprar vivienda

Ventajas interesantes para el vendedor

Si se detectan estas oportunidades, tendremos una posición más ventajosa a la hora de comprar. Tanto para obtener mejores condiciones, como un menor precio. Para esto, puede ayudar ofrecer la vendedor ventajas interesantes a cambio de reducir e precio. Por ejemplo, tener capacidad para abonar una buena entrada, pagar de inmediato o dejarle varios meses hasta formalizar la operación.

En cualquiera de los casos, para descubrir estas oportunidades hay que averiguar la máxima información sobre el vendedor. Saber por qué vende la casa. Y valorar sus circunstancias y prioridades. Y al hacer una oferta, ofrecerle las ventajas comentadas anteriormente, a cambio de ajustar el precio.

No desistir

Por último, si una vivienda nos gusta y tiene potencial, no debemos desistir. El vendedor puede sacar su propiedad a un precio elevado porque sigue comparándola con la que vendió un vecino hace 10 años, antes de la crisis. Y darse cuenta de la realidad del mercado le puede llevar varios meses. Es aconsejable hacer un seguimiento. Y si pasado un tiempo baja el precio, volver a hablar con él. Algo habrá cambiado. Y lo que antes no corría prisa, ahora puede ser urgente.

La mejor forma de hacer una buena compra y un buen trato es detectar una buena oportunidad. Y esto requiere tiempo, tener claro el objetivo. Saber hasta qué importe se puede pagar entre ahorros e hipoteca. Y decidir rápido cuando aparece la oferta. Siguiendo estos consejos, compraremos bien seguro.

The post Cómo saber si hago una buena compra appeared first on Fotocasa.es Blog.

Source:: Fotocasa

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.