We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

El 30% del calor de las viviendas se escapa por el tejado

Posted by: In: Inmobiliaria 23 Nov 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Calor

El invierno todavía no ha empezado oficialmente, pero el frío ya se ha instalado en nuestros hogares y tenemos que prepararnos para el gasto de la factura de la calefacción. Pero, ¿sabías que esta factura podría verse reducida considerablemente si las viviendas estuvieran protegidas para no perder calor de forma innecesaria? Y es que son muchos los inmuebles que tienen una serie de puntos críticos por los que se escapa la energía: el tejado es uno de los principales. Por él se escapa el 30 por ciento del calor de las viviendas. Lo dice el Mapa del Frío elaborado por Danosa, una empresa especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible.

La mayoría de viviendas no se acogen al Código Técnico de Edificación (CTE) de 2013, ya que fueron construidas antes de esa fecha. Así no es extraño que el 99 % de las existentes sufran pérdidas de calor durante los meses de invierno. Las fugas podrían reducirse hasta en un 70 % si el aislamiento térmico fuera suficiente y las familias podrían ahorrar hasta 400 euros anuales en calefacción. Pero, ¿cuáles son exactamente los problemas que tienen las viviendas?

El 30 % del calor se escapa por el tejado

El tejado es la zona por la que más se escapa el calor en las viviendas españolas, ya que es la superficie más expuesta a pérdidas por radiación al ambiente exterior y al cielo nocturno, tan prologando en condiciones invernales. Es por ello que es en esta parte del inmueble donde hay que redoblar los esfuerzos a la hora de aislar el edificio, pues si los techos están fríos, en el interior se produce la llamada “radiación fría”, que no es otra cosa que la sensación de frío a pesar de tener la calefacción a tope.

Los muros, en pleno contacto con el frío exterior

Los muros son los culpables de la fuga del 25% del calor, a pesar de que deben (o deberían) ser los principales protectores del frío en las viviendas. Esto sucede porque, normalmente, no están equipados con la protección aislante necesaria y el material del que están compuestos traspasa al interior el frío de la calle. De ahí que cuando tocamos las paredes en invierno estén heladas: eso es porque no han sido adecuadamente aisladas.

La renovación del aire deja que corra demasiado

Los sistemas de renovación del aire que se instalan en los edificios están diseñados para permitir que los ciudadanos respiren un aire que no esté viciado –e incluso contaminado- y no tengan problemas respiratorios. Si bien a veces se exceden y provocan que no solo se vayan ‘los malos humos’, sino también el calor, en concreto, el 20%. El propio CTE admite que en invierno el caudal de renovación del aire si es fijo puede ser excesivo, lo que potenciará la entrada de aire frío, aumentando por consiguiente el gasto energético. Debido a ello se está empezando a generalizar la comercialización de sistemas de ventilación con recuperación de calor. En estos sistemas el aire frío exterior entra en la vivienda atemperándose con el aire extraído en el recuperador o intercambiador del calor.

Las ventanas, cuidado con la ventilación

Las ventanas, al igual que los muros, soportan las bajas temperaturas del exterior constantemente, con el agravante de que los vidrios no tienen la misma resistencia al paso del calor. No obstante, es aún más importante asegurar que estén bien selladas entre el marco y el muro para que no se cuele el aire por todo su contorno. Asimismo, si decidimos abrir para ventilar con el frío invernal, debería hacerse por un tiempo máximo de 10 minutos, evitando así el enfriamiento innecesario de la vivienda.

Ventanas calor

La sorpresa del suelo

Si bien el suelo solo representa una media del 7% de pérdidas de calor, no hay que olvidar el hecho de que es la superficie más próxima a nuestro cuerpo, más aún si pensamos en los pequeños de la casa, que lo utilizan tan a menudo como superficie de juego. Un suelo aislado es un suelo confortable.

El puente térmico también tiene sus fugas

En un edificio aislado térmicamente a veces hay zonas que no ha sido posible proteger por razones de la construcción del edificio. En ese caso surgen auténticas fugas de calor en esos puntos. Por ello, aunque represente un porcentaje pequeño de pérdidas de calor, al estar muy concentradas puede originar problemas de condensaciones y formación de moho por el enfriamiento súbito de las superficies afectadas.

Todos estos factores hacen que las viviendas españolas sean consideradas las “grandes depredadoras” de energía en nuestro país, ya que consumen el 20 % del total de energía que se gasta al año. Un buen aislamiento puede ayudarnos a ahorrar en nuestra factura de calefacción, pero también a reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y a crear hogares más eficientes, sostenibles y confortables.

The post El 30% del calor de las viviendas se escapa por el tejado appeared first on Fotocasa.es Blog.

Source:: Fotocasa

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.