We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

El BdE ve riesgos en la reforma del euribor, que afecta a uno de cada tres hogares

Posted by: In: Inmobiliaria 23 Dec 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

La reforma del euríbor, índice al que están referenciadas algo más del 90% de las hipotecas en España, marcha con buen pie, pero los efectos que puede tener sobre la estabilidad financiera preocupan bastante al Banco de España. En su último informe sobre estabilidad financiera, la autoridad monetaria asegura que “con un saldo vivo cercano a los 600.000 millones de euros, el 90% de las hipotecas españolas está referenciado al euríbor a 12 meses, lo que afecta a un tercio de los hogares españoles, por lo que un fallo o cesación del índice podría amenazar la estabilidad financiera”.

Uno de los temores del Banco de España es que “la transición hacia un euríbor basado en transacciones se vea amenazada por una serie de factores relacionados con el progresivo abandono de las entidades financieras que conforman el panel de contribuidores, lo que también podría llegar a cuestionar la representatividad del índice”.

Y es que, a partir de las investigaciones y las elevadas multas impuestas a las entidades implicadas tras los casos de manipulación del euríbor, líbor y tíbor, así como del refuerzo de las medidas regulatorias y de control, varios bancos “han decidido dejar de contribuir al cálculo del euríbor alegando un riesgo de reputación y los potenciales costes del proceso de adaptación a los nuevos requisitos reglamentarios”. El euríbor se calcula diariamente a partir de las contribuciones de un grupo de bancos, a día de hoy solo europeos, con operativa importante en la zona del euro, pero no se calcula en base a transacciones reales entre ellos, sino en base a estimaciones.

El Banco de España recuerda que el líbor, el euríbor y el tíbor fueron manipulados entre 2005 y 2008 (en el caso del tíbor, se prolonga desde 2007 a 2010). Una manipulación que quedó al descubierto y que las autoridades europeas de la competencia castigaron con una multa récord de 1.500 millones de euros a seis instituciones financieras: cinco bancos (Deutsche Bank, Société Générale, Royal Bank of Scotland, JP Morgan y Citigroup) y un bróker (RP Martin). Otras entidades involucradas, como Barclays y UBS, pudieron evitar la sanción gracias a su colaboración en la investigación.

Desde 2012, coincidiendo con el momento en que se ponen en marcha las investigaciones sobre la presunta manipulación del euríbor y otros índices, el panel de contribuidores del euríbor se ha reducido a menos de la mitad. En la actualidad, tras la última salida, producida en septiembre de 2016, el panel está compuesto por 20 bancos, frente a los más de 40 que lo componían, debido a que en los últimos cuatro años 24 bancos han dejado de contribuir al euríbor.

Las salidas del panel se han producido en mayor medida por parte de bancos del norte de Europa, fundamentalmente alemanes, lo que ha conducido a que el panel en su composición actual presente una alta concentración de bancos del sur de Europa, radicados en los estados en los que mayor peso tienen los contratos minoristas vinculados al índice, principalmente hipotecas.

Para el Banco de España, “la continuidad del euríbor es de particular importancia para facilitar la provisión de crédito a la economía de la zona del euro y para la aplicación de la política monetaria única. Su representatividad depende de que su cálculo refleje lo mejor posible los costes de financiación sin garantía de los bancos a través de transacciones reales, lo que les permitirá continuar transmitiendo sus costes de financiación al por mayor sin garantía a los clientes y gestionar mejor su liquidez y posiciones activas y pasivas. Ello requiere que los bancos contribuidores continúen en el panel y que más bancos se unan a ellos para lograr la necesaria amplitud y diversidad”.

El nuevo euríbor es cuestión de meses

La entrada en vigor de la reforma, que básicamente supone una modificación en los métodos de cálculo de este y otros índices, es cuestión de meses. El pasado verano se publicó el Reglamento Europeo sobre Índices de Referencia, que pretende asegurar que los índices producidos y utilizados en la Unión Europea sean fiables, representativos, adecuados para sus fines y no susceptibles de manipulación, de aplicación a partir del 1 de enero de 2018.

La preocupación del Banco de España se basa, precisamente, en que el euríbor es uno de los índices más importantes del mundo y, particularmente en España, con un potente mercado de hipotecas minoristas. Además, este y otros indicadores son muy importantes para el conjunto del sistema financiero global, ya que su uso se ha generalizado para la fijación de los precios de una extensa gama de productos y operaciones financieras (bonos, préstamos, derivados, fondos de inversión, hipotecas) que afectan tanto a mercados mayoristas e interbancarios como a mercados minoristas, es decir, el de los particulares.

Solo el euríbor se utiliza como referencia en contratos por un valor estimado superior a 180 billones de euros, en su mayor parte derivados OTC, como ‘swaps’ de tipos de interés. También se estima que 1,4 billones de euros en préstamos hipotecarios de familias están referenciados al euríbor (el 28% de las hipotecas de la zona del euro). “España, a pesar de haber visto reducidas en los últimos años las ratios de endeudamiento de los hogares y de las sociedades no financieras hasta niveles medios de la Unión Europea, sigue siendo uno de los países con mayor saldo vivo de crédito hipotecario“, reconoce el Banco de España.

Pero ¿por qué se planteó la reforma? Por la manipulación que algunos bancos europeos cometieron con algunos de estos índices. “Estos casos de manipulación de los mayores índices de referencia de tipos de interés, así como denuncias que afectan a otros índices en los sectores de la energía, el petróleo y las divisas, han cuestionado la integridad y la fiabilidad de estos y de otros índices ampliamente utilizados en el sistema financiero global como referencia para un gran volumen y una amplia gama de productos financieros y contratos. Al tiempo, se han puesto en evidencia su vulnerabilidad y los efectos adversos sobre la confianza y la integridad del mercado, sobre los consumidores e inversores y sobre la estabilidad del sistema financiero”, señala el Banco de España, que también reconoce que las debilidades derivan principalmente de que tanto la actividad de suministro de datos y el cálculo de los índices como las entidades que los administran y publican no son actividades ni entidades reguladas, ni sujetas a supervisión pública.

Para evitar que esto volviera a suceder, el G-20, en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno celebrada en 2013 en San Petersburgo, pidió al Consejo de Estabilidad Financiera (FSB, por sus siglas en inglés) que acometiera una reforma para garantizar la solidez de estos índices y de su proceso de determinación, para eliminar los riesgos de abuso, manipulación o incorrección derivados de los conflictos de intereses inherentes a la administración de los índices de referencia en su forma actual, así como para promover su uso apropiado por los participantes del mercado.

Y el FSB planteó fortalecer estos indicadores modificando su metodología, “de modo que su cálculo se sustente en mayor medida en datos de transacciones reales, por entender que de este modo se ajustan mejor al mercado que pretenden medir y son menos manipulables”.

Tal y como explica el Banco de España en su informe, como resultado de estas recomendaciones y trabajos de revisión, los administradores de los principales índices de referencia mundiales iniciaron un proceso de adaptación que en los casos del Reino Unido, la Unión Europea y Japón culminaron con una regulación específica para los administradores del líbor, el euríbor y el tíbor.

“Las mejoras en la gobernanza y la metodología han sido las primeras medidas que han adoptado los administradores de los índices, pero, como indica el informe de situación publicado por el FSB el pasado mes de julio de 2016, las reformas no se han completado. El foco debe orientarse ahora a adaptar la metodología para que los datos de cálculo utilizados en la determinación de los índices se basen, en la medida de lo posible, en transacciones reales y datos objetivos de mercado”.

Y concluye el Banco de España que “el éxito del proyecto de reforma del euríbor, de crucial importancia para la economía y el sistema financiero, está en manos de todos los agentes, tanto del sector privado como de las autoridades, que tendrán que trabajar juntos para conseguir que en el futuro se pueda contar con índices de referencia estables y de confianza”.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.