We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

El propietario me quiere echar del piso de alquiler ¿Puede?

Posted by: In: Inmobiliaria 14 Jul 2015 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

Con una economía aún en etapa de recuperación el acceso a la vivienda propia aún resulta muy difícil para la mayoría de las personas, el alquiler se traduce entonces en una opción con la que es factible tener acceso a un piso o casa.

En España la ley establece para arrendadores y arrendatarios una relación contractual que estipula derechos y obligaciones para ambas partes, siendo imprescindible por ello conocer estas reglas para el caso de producirse determinadas situaciones.

Entre esta obligaciones existen algunas que son básicas como la entrega de la vivienda en condiciones habitables y la contraprestación de un precio previamente pactado que el inquilino deberá abonar cada mes, además de utilizar el inmueble de manera tal de no generar daños en su estructura.

Dentro de los posibles problemas que pueden presentarse se encuentra el del propietario que por diferentes eventualidades necesita de hacerse nuevamente del inmueble alquilado y por lo tanto necesita que su inquilino lo desocupe antes del cumplimiento del contrato.

Algunas variables que pueden darse pero la más común es que el propietario venda el inmueble, en ese caso será necesario leer con atención primero la duración legal del contrato que según la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos y su reforma a través de la Ley 4/2013, establece que el dueño del inmueble tiene la obligación de cumplir con lo pactado.

Esta misma ley establece la duración del contrato que puede pactarse con total libertad pero de ser menor a 3 años, cuando se produce el vencimiento, se produce una prórroga obligatoria hasta alcanzar esa duración mínima de 3 años, a menos que las partes pronuncien su voluntad en contrario. Por lo tanto, en este caso el dueño del inmueble no puede echar al inquilino dando como motivo la venta del inmueble.

Sin embargo, es diferente si el propietario necesita de la vivienda para sí mismo o para familiares, en ese caso no se realizará la prórroga obligatoria y si ya pasó un año desde la celebración del contrato, el dueño del inmueble debe avisar de lo ocurrido con dos meses de antelación a la fecha en que necesitará la vivienda.

Ahora bien, si se vende el inmueble alquilado el contrato se extingue siempre que la vivienda esté inscrita en el Registro de la Propiedad, salvo el caso de que el propio contrato de alquiler también se haya inscrito en el mismo registro antes del de compraventa, el alquiler seguirá vigente y el nuevo propietario pasa a adquirir derechos y obligaciones del antiguo dueño.

Por último, si el contrato de alquiler tiene cláusula de necesidad para el caso de divorcio o separación, el dueño podrá evitar la prórroga del contrato, pero si esta cláusula no existe el inquilino tiene derecho a permanecer en el inmueble un mínimo de cinco años, a menos que como en cualquier caso que pudiera darse las partes lleguen a un acuerdo monetario como devolución de la fianza, pago de la comisión a una agencia para buscar otro inmueble, indemnización en dinero o pago de la mudanza.

Source:: Yaencontre

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.