We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

¿Es real la pobreza energética?

Posted by: In: Inmobiliaria 29 Nov 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
pobreza energética

Todos tenemos más o menos claro qué significa ser pobre. Otra cosa son las distintas definiciones de pobreza. Se habla de umbral de la pobreza, pobreza absoluta, relativa, colectiva, individual… Pero, a priori todo esto no son más que conceptos, cifras y datos en frío.

¿Qué es la pobreza energética?

Mucha gente todavía piensa que uno es pobre cuando está en la mendicidad. Una de las maneras de desmontar ese falso mito es hablar de la pobreza energética. El hecho de que muchos conozcamos a alguien que sufre este problema, nos indica que la pobreza energética en España es una cruda realidad.

La pobreza energética es la incapacidad económica del hogar familiar para pagar cada mes la energía mínima que cubra sus necesidades básicas domésticas. También se considera que existe pobreza energética cuando se destina una parte excesiva de los ingresos a pagar estas facturas. Además de la calefacción, dentro de estas necesidades básicas domésticas, debemos incluir también los electrodomésticos indispensables (como la nevera), el agua caliente o la cocina.

Las últimas cifras destapan una situación alarmante: más de cinco millones de ciudadanos no tienen calefacción en invierno y se estima que más de siete mil fallecimientos al año estarían relacionados con esto. Por si esto fuera poco, los efectos sobre la salud física y mental son mucho más perniciosos, como era de esperar, en los más débiles: niños, enfermos y ancianos.

Las causas de la pobreza

Una baja renta familiar, el alto coste de la luz y la electricidad y el mal estado de la vivienda. Son los tres factores que se han tomado como referencia para acometer este problema y aportar soluciones. En este sentido, existen ayudas destinadas a paliar la pobreza energética para impedir los cortes de electricidad en invierno, prestaciones aportadas por ONGs o facilidades de pago por parte de algunas eléctricas.

Estos tres son solo algunos ejemplos. Mención aparte merece el bono social que supone un 25% de reducción en la factura de la luz para los hogares con problemas, aunque, actualmente, se pide una reformulación del mismo para adaptarlo mejor a la realidad. Estamos ayudas a corto plazo, que si bien son necesarias, no atajan el problema y la gravedad de la situación.

¿Qué hay de las políticas de apoyo a la eficiencia energética?

La verdadera solución pasa por una toma de conciencia de los responsables políticos y empresariales con respecto a las desigualdades sociales, pero también por la reeducación en los hábitos de consumo energético. Se necesitan medidas a largo plazo que pasan por modificar las políticas de apoyo a la eficiencia energética para beneficiar a aquellos hogares que más lo necesitan.

Un ejemplo sería invertir en la rehabilitación de edificios con instalaciones deficientes, para que alcancen una mayor eficiencia energética (es decir, un mejor aprovechamiento de la energía y, consecuentemente, una disminución de las facturas). Hay que tener en cuenta que para solicitar cualquier ayuda, los edificios deben contar con un certificado energético, que señale el nivel de eficiencia energética del que disfruta.

En definitiva, la solución a la pobreza energética pasa por inversiones de dinero, sí, pero también por inversiones en educación e información al consumidor que sienten las bases de una nueva cultura energética.

The post ¿Es real la pobreza energética? appeared first on Fotocasa.es Blog.

Source:: Fotocasa

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.