We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Inversión inmobiliaria vs. inversión en activos finacieros

Posted by: In: Inmobiliaria 30 Sep 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Fuente: idealista.

Comprar una vivienda o un local comercial para su alquiler o su posterior venta vuelve a ser una opción muy atractiva al alcance, a día de hoy, de cualquier ciudadano. La irrupción de las socimis, por ejemplo, ha permitido a cientos de pequeños inversores comprar ladrillo sin necesidad de realizar el gran desembolso económico que supondría la compra de una vivienda, un local comercial o un edificio. Sin embargo, como cualquier otra cotizada, están sujetas a la volatilidad y a los vaivenes del mercado e impiden que el inversor elija en qué tipo de activo quiere que se invierta su dinero.

No obstante, desde hace poco más de un año, existen otras opciones que sí permiten a cualquier particular seleccionar en qué tipo de activos le interesa participar, y diversificar, de esta manera, el riesgo. Opciones que permiten, por otro lado, invertir cantidades muy pequeñas de dinero y conseguir rentabilidades más atractivas a las que ofrecen, por ejemplo, hoy en día, la deuda pública o los depósitos.

Una de ellas es Housers, la mayor comunidad de ‘crowdfunding’ inmobiliario de España, fundada por Álvaro Luna y Tono Brusola hace poco más de un año con la intención de “democratizar la inversión inmobiliaria”, ya que permite a cualquier particular participar de forma fácil y ágil en la compra de inmuebles, a partir de solo 50 euros, para recibir rentabilidades a través de la posterior venta o alquiler de los activos adquiridos.

Desde su puesta en marcha, en junio de 2015, ha logrado una comunidad de más de 10.000 inversores y casi 25.000 usuarios a través de su plataforma ‘online’, además de captar 12 millones de euros con los que ha adquirido edificios, viviendas y locales comerciales en las principales ciudades de España, como Madrid, Barcelona, Valencia y Marbella.

Según explican sus fundadores, el inversor recibe su ‘dividendo’ desde el momento en el que se alquila un inmueble o se vende, y aseguran que desde que nació la compañía, en un 80% de los casos han mejorado sus perspectivas de ingresos, consiguiendo una rentabilidad media neta del 3,3% anual.

Para poder invertir, basta con registrarse en su plataforma ‘online’, donde se pueden consultar los proyectos que se encuentran en fase de adquisición y elegir en qué producto le interesa invertir. La aportación mínima es de 50 euros. El dinero captado no está en manos de Housers, sino que lo gestiona una entidad de pagos, Lemon Way, que funciona como un PayPal. El inversor abre una cuenta corriente a través de esa plataforma, que estudia y valida la cuenta como si se abriera en una entidad financiera, aplicando la normativa contra el blanqueo de capitales. A través de esta plataforma, se reparten también las ganancias a los inversores.

La compra de todos los inmuebles se realiza a través de sociedades creadas ‘ex profeso’ para ello, por lo que el pequeño inversor se convierte en accionista —en su parte proporcional— de dicha sociedad, que, a su vez, es la dueña del inmueble. Es decir, en el contrato de compraventa del inmueble aparece en la parte alícuota el nombre del inversor. De esta manera, cada inversión supone participar en una sociedad, si bien se puede invertir solo en una vivienda. “Es el particular quien invierte de forma activa a través de la web de Housers, quien elige el activo que más le gusta, quien decide cómo diversificar su inversión y, por tanto, reducir el riesgo”, explica Álvaro Luna.

La rentabilidad para el inversor, en algunos casos, es casi inmediata. Los dividendos del alquiler, por ejemplo, se reparten mes a mes. Si se trata de un proyecto de reforma para su posterior venta, se perciben en el momento en que se vende el inmueble.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.