We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

La familia que soñó con Eurovegas (Urtinsa) vende sus cinco geriátricos en Madrid

Posted by: In: Inmobiliaria 14 May 2018 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Compañías del Grupo Urtinsa a cierre de 2016. Valdeluz fue vendida en 2017 a Sanitas Mayores.

Saltaron a la palestra informativa hace más de un lustro, cuando España estaba al borde de la quiebra y el rescate europeo, y el magnate norteamericano del mundo del juego y los casinos de origen judío Sheldon Adelson se fijó en el municipio madrileño de Alcorcón para levantar Eurovegas, una réplica de Las Vegas en el sur de Europa. Los hermanos González, Pablo y Jaime, eran los dueños de una parte de aquel suelo —ya clasificado como urbanizable—, donde el magnate quería materializar su sueño. Finalmente, este saltó por los aires y nunca se llevó a cabo.

Ahora, ambos vuelven a estar de actualidad por una nueva operación inmobiliaria tras cerrar la venta de cinco geriátricos que poseen en Madrid, una transacción que se produce un año después de vender a Sanitas Mayores —la división de Sanitas dedicada al cuidado de personas mayores— la gestora madrileña de geriátricos, Valdeluz, filial del Grupo Urtinsa, el ‘holding’ empresarial que controlan Pablo y Jaime. Es decir, hace un año vendieron la gestión de las residencias, pero mantuvieron la propiedad del ladrillo.

Según confirman diferentes fuentes a El Confidencial, el comprador es un inversor privado español que se ha hecho con la propiedad de cinco centros ubicados en Alcorcón, El Escorial, Carabanchel, Torrelodones y Colmenar Viejo. Todos ellas suman 840 camas y una plantilla de 450 trabajadores. Fuentes del mercado consideran que el importe de la operación podría moverse en torno a los 50 millones de euros.

Los hermanos González, dueños de grandes bolsas de suelo en Alcorcón, poseen además un auténtico imperio empresarial bajo el nombre de Grupo Urtinsa que abarca negocios tan singulares como el de corte y confección de trajes militares (El Corte Militar), la hostelería (El Retablo), la construcción (Arpada) y, cómo no, la promoción inmobiliaria (Valdevera).

El Confidencial ha intentado ponerse en contacto con ellos, pero no ha obtenido respuesta, mientras que desde CBRE, asesor de la operación, han declinado realizar declaraciones.

Según los últimos resultados disponibles en el registro, correspondientes a 2016, Urtinsa obtuvo unas pérdidas de 353.648 euros frente al beneficio de 114.979 euros de 2015. Disponía de activos por valor de 82,4 millones de euros y un patrimonio neto de 20,36 millones, mientras que el resultado bruto de explotación arrojó una cifra negativa de apenas 27.000 euros.

La actividad de la sociedad se divide en tres grandes grupos: arrendamiento y venta de bienes inmuebles, adquisición y tenencia de acciones y participaciones sociales, y explotación agrícola. En la actividad de promoción, durante 2016 se finalizó una promoción de 20 viviendas en Móstoles, cuya venta estaba prevista en los primeros meses del ejercicio 2017. En el segmento del arrendamiento, contaba con una promoción de 61 viviendas de protección pública en régimen de alquiler con opción de compra en Navalcarnero, los ingresos procedentes del arrendamiento de los dos edificios para residencias de ancianos (arrendados a Valdeluz con unos ingresos de 1,04 millones de euros), el alquiler de 12 viviendas en Móstoles y el alquiler con opción a compra de 15 chalés, también en Navalcarnero.

Los activos sociosanitarios, en el punto de mira

Al igual que ha sucedido con las residencias de estudiantes, los activos sociosanitarios y de atención hacia la tercera edad han comenzado a despertar el apetito de los inversores por sus positivas perspectivas en cuanto a la evolución de rentabilidades y diferenciales de precios más atractivos respecto a otros productos, como las oficinas o los centros comerciales. Sin olvidar que, frente a otros activos inmobiliarios, permite contratos largos, rentas estables y rentabilidades más elevadas, además de ingresos menos volátiles e incluso contracíclicos.

En marzo de 2017, la firma de capital riesgo CVC se hizo con las residencias geriátricas de Vitalia Home, hasta ese momento participado por la firma de inversión Portobello. Antes, en 2015, SARquavitae compró las residencias geriátricas de OHL (Novaire), mientras que el fondo francés PAI Partners adquirió Geriatros a otra firma de capital riesgo, la española Magnum Capital. Un año más tarde, en 2016, BBVA cerraba la venta de Sanyres (18 centros residenciales) a la empresa gala Orpea.

De ahí que el salto bursátil de alguna socimi especializada en este tipo de activos sea solo cuestión de tiempo, al igual que ha sucedido con las residencias de estudiantes. El primer vehículo en debutar en bolsa podría ser, precisamente, Healthcare Activos Inmobiliarios, que Jorge Guarner, ex consejero delegado de SARquavitae, y el fondo Oaktree Capital han puesto en marcha conjuntamente. Este antiguo fondo reconvertido en socimi se dedica a la compra de residencias geriátricas y hospitales a nivel nacional.

Los datos, no solo económicos, parecen avalar la apuesta inversora por este segmento del mercado. Según Patricio Palomar, consultor sénior de inversión en AIRE Partners, “España será en 2050 el segundo país del mundo con más población mayor de 65 años, y la esperanza de vida es de 81 años en los varones y 86 en las mujeres, según el último estudio —’Estado de la población mundial’— publicado por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA). A esto se une que tenemos la tasa de fecundidad de 1,4, una de las más bajas del mundo. No es extraño por tanto que los inversores traten de tomar posiciones en uno de los segmentos inmobiliarios que mayor demanda tendrán atendiendo a los fundamentales demográficos“.

Según explica este experto, en España, el sector de las gestoras de geriátricos ha estado muy atomizado hasta hace apenas dos años, con muchos operadores locales en el mercado, pero ninguno con un tamaño realmente relevante. “Esto ha sido identificado por varios grupos internacionales, que han iniciado un proceso de consolidación en la industria a través de la adquisición de estas compañías, para formar operadores con un tamaño suficiente como para poder competir y ser reconocibles en un contexto internacional”, señala Palomar.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.