We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Las sillas de formica vuelven para quedarse en nuestro hogar: así nació una marca

Posted by: In: Inmobiliaria 26 Apr 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Mobiliario de hogar con sillas de formica. (Houzz)

Su nombre se hizo tan popular que se ha convertido en un genérico para referirse a este tipo de material, incluso aceptado por la Real Academia de la Lengua Española. Aunque perdió algo de terreno a partir de la década de 1980 frente a otros materiales, estas piezas vuelven a ser tendencia, ya sea reeditadas con una nueva estética, modificadas o, simplemente, en su estado original.

[Lea aquí: Combina lo ‘vintage’ con lo moderno en el diseño de interiores]

La marca que fue un género

Formica cuenta ya con más de 100 años de historia. Todo comienza en 1912, cuando los ingenieros eléctricos Daniel J. O’Conor y Herbert A. Faber desarrollaron una resina plástica para el aislamiento eléctrico. Se trataba de un material destinado a sustituir a la mica fabricada con compuestos minerales.

En la década de 1930, se empieza a aplicar en decoración, convirtiéndose en un referente de material de lujo para cafés, restaurantes y trasatlánticos como el famoso ‘Queen Mary’. Esta línea de negocio se interrumpe durante la II Guerra Mundial, pero vuelve con fuerza en la década de 1960, cuando se populariza el uso de la formica para mobiliario y se convierte en un símbolo del estilo de vida moderno.

Barato, colorido y resistente

Esos son los tres motivos por los que durante dos décadas este material fue líder en el sector del mueble. Hoy en día, la empresa Formica tiene diferentes frentes abiertos, aunque en hogar el recubrimiento de superficies se ha convertido en su principal negocio: mobiliario de cocina y baño, encimeras, revestimientos…

Una estancia de antaño

Si lo que quieres es una casa con un estilo retro americano, las clásicas sillas de formica son el mobiliario ideal. Se pueden combinar con una mesa sencilla como la de la imagen y también con otras sillas de madera de aspecto tradicional, junto con una lámpara de techo de corte industrial. Al ser muebles muy fríos, es conveniente jugar con detalles más cálidos, como una alfombra en el suelo o un ‘collage’ de fotos e ilustraciones.

Un interior de bajo coste

Las sillas de formica ofrecen grandes posibilidades y son muy baratas. En este caso, se ha optado por tapizarlas. Conservan su aspecto retro, pero son más cálidas y mullidas. La mesa plegable se trata también de una pieza antigua fabricada en el mismo material. Al ser un producto aislante frente al agua, es perfecto para estancias como las cocinas.

Sillas de ‘cole’ con aires renovados

La marca francesa Les Gambettes reedita las piezas clásicas de aspecto escolar realizadas con formica, pero destinadas a un uso doméstico. Dentro de su gama hay tanto piezas para estancias infantiles -sillas, escritorios o estanterías- como otras para adultos, como taburetes altos de cocina o sillas con diferentes estampados. Además, se trata de un producto fabricado enteramente en Europa.

Color sin fin

Una de las opciones que permite es la mezcla de diferentes colores con sillas de estampados más actuales, como la composición que se ve en la foto. Aunque conservan las formas del diseño original, los colores se han renovado, manteniendo el espíritu de los clásicos. De esta forma se consigue un interior actual, pero con claras referencias al pasado.

Imprescindible en mobiliario infantil

Su versatilidad en cuanto a color y su resistencia lo han convertido en el material ideal para el mobiliario infantil. Muchas empresas, como la inglesa Weamo, diseñan y producen piezas especialmente pensadas para la habitación de los más pequeños, como este taburete con escritorio a juego. Además, utilizan productos certificados y seguros para la salud de los niños.

Taburete de formica. (Houzz)

Oportunidades para el diseño

Durante la última feria 100% Design, en Londres, la empresa Formica mostró las posibilidades de su material de la mano de una serie de diseñadores internacionales. Entre las propuestas se encontraba la mesita de café Dahlia, diseñada por la inglesa Lucy Turner. Esta mesa muestra las capacidades decorativas del material, gracias a las tecnologías que permiten reproducir diferentes gráficas y colores en su superficie.

Mesa de formica.

Resultado ecléctico

Existen una gran cantidad de tipos y diseños diferentes de sillas de formica fabricadas durante la década de 1960 y 1970. Su producción fue tan abundante en Estados Unidos y Europa que es muy fácil encontrar piezas en mercadillos y tiendas de antigüedades a buen precio. Una opción muy original es mezclar diferentes piezas en un comedor. Opta por una mesa sencilla con una madera en un tono más claro para generar contraste y rebajar la fuerza visual de las sillas.

Interiores sobrios y luminosos

Otras empresas, como Séries Limitées en Francia, se dedican a la reedición de mobiliario con estética retro, recuperando clásicos como este. La silla Fauteuil CECILPILA está disponible con y sin reposabrazos, pero también en diferentes colores, por lo que se puede ajustar a distintos espacios. Combinada con un ambiente en blanco como este, se consigue un efecto muy llamativo, pero relajado.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.