We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Las “sombras” de los resultados del Ibex ponen en peligro los objetivos para 2014

Posted by: In: Inmobiliaria 15 Nov 2014 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

FCC fue la encargada el viernes de poner el broche final una tercera oleada de resultados del año de las empresas del Ibex 35 -con la excepción de Inditex que llega otro calendario fiscal- que ha tenido más sombras que luces. De hecho, desde que Enagás dio el pistoletazo de salida el pasado 21 de octubre, el selectivo se ha movido de manera errática entre subidas y bajadas para acabar sumando apenas un 0,6%. Y en ese tiempo, las cotizaciones de las compañías han estado sometidas a una gran volatilidad con fuertes caídas o subidas puntuales.

Así, con las cuentas de las 35 mayores empresas del país sobre la mesa, los analistas coinciden en sacar las siguientes conclusiones en términos generales: la mejora de los beneficios se producen por la reducción de costes operativos y no por el aumento del volumen de negocio; los resultados no han sido peores de lo esperado, pero esto ha sido así porque ya se habían revisado las previsiones a la baja anteriormente; la bolsa estaría ajustada con beneficios estimados para 2014, aunque todavía tendría recorrido con los beneficios estimados para 2015; y aunque las empresas españolas están en mejores términos que el resto de Europa, no son ajenas al enfriamiento económico global y eso ha quedado demostrado con una desaceleración de los resultados respecto a la primera mitad del año.

Algunas empresas no van a cumplir sus objetivos

Pero si hay algo importante de la presentación de los resultados del tercer trimestre es que, cumplidos ya nueve meses de ejercicio se puede empezar a proyectar cómo va a terminar el año para las empresas y cómo puede empezar el siguiente.

Así, a más corto plazo, la desaceleración que se ha dejado notar en los resultados hace pensar que algunas empresas no van a cumplir sus objetivos planteados para 2014. Y no sólo las que se han apresurado a rebajar sus previsiones tras anunciar sus cuentas, como ha sido el caso de Abengoa, que ha reducido su estimación de ingresos para el conjunto del año de entre los 7.900 a 8.000 millones proyectados anteriormente, a los entre 7.400 y 7.500 millones que anunció el miércoles; o Acciona, que de esperar un resultado bruto de explotación (ebitda) plano en 2014 a esperar una caída de entre el 6-7%.

Así, independientemente de las fuertes mejoras de beneficio que han anunciado la mayor parte de las compañías españolas, lo cierto es que en líneas generales el comportamiento de los ingresos ha sido bastante plano y, en algunos casos, negativo. De hecho, la mitad de las empresas del Ibex han mostrado crecimientos de ingresos muy planos o, incluso negativos.

“Hay varias compañías que no han rebajado previsiones, pero es posible que no cumplan con sus objetivos”, asegura Gonzalo Lardíes, gestor de BPA. “Viendo lo que han sido sus cuentas, creo que entre estas empresas se encuentran Mediaset, Indra, Dia, Popular, OHL y, de los grandes, BBVA”, afirma.

Esto es así, además, porque, a juicio del experto, “el último trimestre no es muy bueno para revertir situaciones” y si no se han visto más revisiones de guías es porque “las empresas siempre esperan y confían en el milagro, por lo que muy mal tienen que pintar las cosas para que lo adelanten durante la presentación”, continúa Lardíes. Por eso, el gestor advierte que “habrá que estar atentos a lo que digan al respecto en las próximas semanas, podemos ver rebajas de previsiones”.

Las empresas no son ajenas a la desaceleración global

En este sentido, Natalia Aguirre, analista de Renta 4, explica que “para que funcionen los resultados de las empresas se tienen que dar dos factores, por un lado, un crecimiento económico global y, por otro, las compañías necesitan que se siga depreciando el euro porque hasta ahora este factor ha tenido un impacto bastante neutro en las cuentas”.

Y ese es el principal riesgo al que se enfrentan las empresas españolas de cara a la recta final del año y comienzos de la que viene. El último trimestre de 2014 ha traído consigo una fuerte caída de las previsiones económicas, tanto a escala global como en la Eurozona. Unos malos datos que no han estado recogidos en esta última oleada de resultados, que contempla las cifras hasta el mes de septiembre.

Así, a principios de noviembre la Comisión Europea rebajó su proyección de crecimiento de cara a 2014 y 2015, con lo que el PIB español crecerá cuatro décimas menos el año que viene hasta el 1,7% y la Eurozona sólo el 1,5%. Eso después de que en octubre el Fondo Monetario Internacional hiciera lo propio para la economía global.

Sumario

En este sentido, aunque la mejora progresiva de resultados experimentada por las empresas españolas a lo largo de los nueve primeros meses de 2014 –gracias a una mayor internacionalización y por el enorme esfuerzo de reestructuración de los costes operativos- les da “más margen de maniobra y se van a mantener en esta misma tónica en 2015”, asegura Antonio Pausa, analista de Intermoney, “por mucho que una empresa haga sus deberes, afine mucho sus costes y reduzca su deuda, siguen creciendo a tasas moderadas por la penalización de los factores macro”, asegura. “Puedes nadar muy bien, pero si tienes una fuerte corriente en contra, no podrás remontar el río”, concluye.

La bolsa tiene recorrido para el final de año

Pero una cosa son los fundamentales puros de las compañías y otra es su comportamiento en bolsa, ya que en este aspecto entran en juego otros factores. De hecho, “hemos visto en esta temporada que con resultados muy buenos se han producido caídas y con malos el mercado ha pegado un subidón”, asegura Aguirre.

Y esto es así porque, en el fondo, las cotizaciones tienen que recoger las expectativas de las empresas pero los mercados están sesgados por las actuaciones de los bancos centrales y, en el caso concreto del español, por el paraguas del Banco Central Europeo (BCE) desde que hace algo más de dos años su presidente Mario Draghi evitó el colapso cuando el país estaba al borde del abismo.

Sumario

En este sentido, la opinión de los expertos es algo, no mucho, dispar. Mientras que Pausa entiende que “nos encontramos en un marcado movimiento lateral y no hay argumentos para justificar a medio y largo plazo un sesgo positivo”, José Luis Martínez Campuzano de Citi asegura que se pueden ver subidas cercanas al 20% en 2015.

“El PER ahora del índice para este año es cercano al 15%, un dato casi dos puntos por encima de la media europea y achacable también a la mejora de las perspectivas, aunque alto desde una perspectiva histórica. Sin embargo, para el conjunto de las empresas esperamos subidas del 19% el próximo año apoyándonos en resultados”, explica Campuzano. Y es que, a juicio del estratega, aunque el mundo es complicado “tenemos que tener paciencia para que estas buenas perspectivas en precios se vayan materializando”, concluye.

Por su parte, Aguirre entiende que la bolsa está ajustada con beneficios estimados para 2014 pero “con beneficios estimados para 2015 tendría recorrido, y esos son los beneficios que deberían estar descontándose ahora”, por lo que se pueden ver avances en la recta final de año.

En esta misma línea, Lardies, que apuesta porque el deterioro de los resultados “es algo más coyuntural por la desaceleración global que estructural” y que no cree que la desaceleración vaya a ir más allá del primer trimestre de 2015, ve algunas oportunidades de entrada tras la reciente corrección.

“Las cotizaciones han vuelto a un entorno más atractivo”, asegura el gestor. “La bolsa no está cara y si descuentas un crecimiento más o menos estable en España en los niveles que se están proyectando, las empresas tienen margen para mejorar sus resultados y eso se trasladará a las cotizaciones”, concluye.

Source: El Confidencial Mercados

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.