We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Los diez mandamientos que debe conocer antes de contratar su plan de pensiones

Posted by: In: Inmobiliaria 21 Nov 2014 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

Planificación de la jubilación. Es uno de los temas más comentados en plena campaña de planes de pensiones. En los últimos años estos vehículos de ahorro se han convertido, todavía más, en un producto fundamental de cara a garantizar un nivel de vida y una capacidad adquisitiva una vez culminada la etapa laboral. Los asesores financieros de EFPA han elaborado un decálogo que bien conviene tener presente a la hora de planificar el ahorro para su jubilación.

1. Contratar el plan con la primera nómina. Los expertos recomiendan que se empiece a ahorrar cuanto antes, ya que el ahorro sistemático de poco en poco nos va a permitir acumular un capital suficiente para constituir una renta adecuada. Uno de los mayores problemas vienen para aquellas personas que empiezan a planificar su ahorro con mucho retraso y deben asumir desajustes en tiempo o cantidades en relación con una adecuada planificación.

2. Cada edad y perfil de riesgo tiene una modalidad de inversión. Una persona joven podrá adoptar mucho más riesgo en planes de renta variable para obtener una mejor rentabilidad a largo plazo e ir trasladando, con el paso del tiempo, su cartera a posiciones más conservadoras. No obstante, estas voces insisten en que siempre hay que tener en cuenta la aversión al riesgo del ahorrador en cuestión, más allá de la edad de contratación de nuestro plan. En los últimos años de la vida laboral se convierten en una buena opción los planes de pensiones de renta fija a corto plazo (24 meses) y los planes de previsión asegurados (más conocidos como PPA).

3. La entidad con la que contratamos el plan es clave. No todas las gestoras son iguales. Es importante analizar la calidad de la firma por la que nos interesemos, sobre todo si sus planes ocupan unas buenas posiciones en el ranking de rentabilidad a largo plazo (rentabilidad sostenida) y solvencia. La información clara, puntual y de calidad de la entidad también debe ser un factor importante para evitar posibles sustos.

4. Hay vida más allá del plan de pensiones. Existen otros vehículos de ahorro para la jubilación como los planes de previsión asegurados (PPA), que tienen la ventaja de que aseguran un tipo de interés para toda la duración del contrato y, año a año, remuneran a un tipo asegurado más alto que comunican al ahorrador antes de cada vencimiento anual. Además, hay que tener en cuenta que tienen las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones.

También están los planes de ahorro individual Sistemático (PIAS), que son contratos celebrados con entidades aseguradoras para constituir a término (duración mínima de 10 años –serán 5 años con la nueva reforma fiscal-), con las aportaciones realizadas y la rentabilidad obtenida, una renta vitalicia asegurada. Estos productos tienen la ventaja de que los rendimientos obtenidos del periodo de ahorro no tributarán si se constituye una renta vitalicia.

Por último, los seguros de vida de ahorro no gozan de ventajas fiscales, pero permiten el rescate en cualquier momento.

5. Mejor aportar mes a mes que a final de año. Lo dicen los expertos con vistas a diversificar el riesgo del momento de la inversión, pero también lo dicen las estadísticas. Según el último informe realizado por Abante Asesores, aquellas personas que sólo realizan aportaciones para su jubilación en diciembre están haciéndolo casi cuatro puntos porcentuales más caro que si las efectuaran durante el resto de meses del año. Estos datos, extraídos a partir de los precios medios de cierre anuales y de diciembre, arrojan una pérdida de rentabilidad evidente para unos partícipes que suelen dejarse llevar por las campañas de final de año de las entidades.

6. Cuidado con las comisiones. Cuando se contrate un plan de pensiones, debemos estar muy atentos a las comisiones de gestión y depósito. No siempre un plan con una comisión más baja es el más adecuado. Las tasas en planes de renta fija deben ser inferiores a los planes de renta variable, ya que éstos últimos deben tener, sobre todo, una gestión dinámica y activa para obtener buenas rentabilidades que mitiguen el efecto de esas comisiones.

7. Hay que tener presentes otras variables. A la hora de trazar nuestro plan para la jubilación, es fundamental analizar variables como la inflación, la fiscalidad, los tipos de interés, la evolución de los mercados. Cuantas más variables se contemplen mejor se podrá proyectar el escenario para el ahorrador.

8. Los regalos no son lo importante. En épocas de campaña, estos productos suelen ofrecer regalos. Pero no salen ni mucho menos gratis. Suelen ir ligados a una obligación de permanencia que quita la libertad al ahorrador para cambiar de plan, en el caso de que no responda a sus expectativas iniciales. De igual modo, no debemos vincular obligatoriamente nuestro producto con la entidad que tiene nuestra hipoteca o un crédito, tal y como señalan los expertos.

9. Hay que conocer cuál es la estimación de la nuestra pensión. El Gobierno ha congelado el plan para mandar cartas con el cálculo de la pensión pública estimada a los mayores de 50 años. Sin embargo, debemos hacer lo necesario para calcular, a partir de la legislación vigente en cada momento, cuánto podría ser la pensión pública para poder adaptar el ahorro necesario con el fin de conseguir una renta suficiente.

10. En caso de duda… consulte con un asesor cualificado. Los profesionales pueden ayudarle a que consiga una mejor planificación para la jubilación, ya que le acompañarán en el momento de constitución del ahorro para obtener la máxima rentabilidad financiero-fiscal. Así mismo también puede contar con su asesoramiento en el momento que necesite tener la mejor prestación en forma de renta vitalicia, temporal o financiera.

Source: El Confidencial Mercados

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.