We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

No todo es un buen sueldo, el talento busca las mejores oficinas para trabajar

Posted by: In: Inmobiliaria 17 Apr 2016 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
Oficinas de Microsoft en Madrid.

A principios de enero, J.P. Morgan, uno de los bancos de inversión más grandes del mundo, comunicó a sus empleados que quería que dejaran de trabajar los fines de semana y de echar tantas horas extra. El objetivo, mejorar su calidad de vida. La compañía, siguiendo los pasos de su competencia –Bank of America o Morgan Stanley-, pensaba que trabajar 100 horas a la semana era excesivo.

Este tipo de decisiones habrían sido impensables hace unos años. Sin embargo, algo ha comenzado a cambiar en las grandes corporaciones -y no tan grandes- que han comprobado que ofrecer las mejores condiciones económicas ya no es suficiente para atraer y retener el talento. A igualdad de salario, ¿dónde preferirían trabajar los mejores brókers del mundo?

Según datos de la consultora inmobiliaria JLL, las compañías estadounidenses pierden cada año en torno a 450.000 millones de dólares en productividad debido a la falta de compromiso por parte de sus empleados, siendo el sector financiero uno de los más afectados por estas deficiencias ya que los costes de sus plantillas han crecido, en los últimos años, en torno a un 7% anual. En un momento de rigidez de la oferta, la competencia es feroz, lo que ha llevado precisamente a este tipo de compañías a buscar incentivos más allá de los salarios. Y es aquí donde los espacios de trabajo juegan un papel fundamental.

“Desde la entrevista inicial en las oficinas de la empresa que quiere contratarlo, el candidato ya puede hacerse una idea de la cultura y valores de esa compañía, de ahí que toda la información que obtenga de esa primera visita sea determinante para que decida si le gustaría trabajar en ella o no, si se siente identificado con sus valores, si los espacios de trabajo le resultan atractivos, etc.”, explica a El Confidencial Borja Basa, director general de Corporate Solutions de JLL España. “De ahí que sea clave que la empresa traslade todos sus valores al puesto o espacio de trabajo y que estos valores se aprecien desde el momento en que entra por la puerta”.

El papel inmobiliario de los directores de RRHH

JLL calcula que el 7% de la facturación de una empresa está relacionada con el ‘real estate’. Así, por ejemplo, para una empresa de 1.000 millones, ese 7% supondría 70 millones. “Si se consigue optimizar esa partida, pongamos, en un 20%, estaríamos hablando de un ahorro de 14 millones de euros”, apunta Borja Basa. Y es aquí donde los directores de recursos humanos han asumido un papel clave en las decisiones inmobiliarias de las compañías, ¿son el nuevo director inmobiliario en las grandes compañías?

“Yo no diría tanto, pero sí es cierto que su opinión es muy valiosa en la toma de decisiones inmobiliarias“, apunta Basa. “En los últimos años de crisis, todas las empresas se focalizaron en reducir fuertemente los costes, una función que recaía directamente en el director financiero. El cambio de ciclo, sin embargo, ha traído consigo un cambio de estrategia al respecto. En la actualidad, los empleados van más allá de la remuneración económica, no solo quieren un buen salario, quieren un lugar y unas condiciones de trabajo que les motiven”, añade.

“Hoy en día, los trabajadores buscan espacios de trabajo con los que se sientan identificados y cómodos y es aquí donde la opinión del director de recursos humanos es muy importante, puesto que conoce el tipo de empleado que la empresa necesita -‘millennials’, abogados, brókers- y conoce, por tanto, en qué ambientes de trabajo se sentirá más cómodo. Además, será quien tendrá que tomar las decisiones para conseguir que una empresa sea atractiva y consiga atraer a los mejores. ¿Por qué un trabajador escoge a una compañía frente a otra a la hora de trabajar?”, se pregunta este experto. “Antes, los ‘drivers’ eran el salario y el crecimiento profesional dentro de una compañía. Ahora, sin embargo, prima el espacio de trabajo, la conciliación familiar, la flexibilidad, la ubicación, que los valores de una compañía se adecúen a la personalidad del trabajador, etc.”, añade.

Aspectos que han cobrado gran relevancia en los últimos años. Y no es para menos, si tenemos en cuenta que entre un 70 y un 80% de los trabajadores reconocen no estar comprometidos con su empresa, lo que tiene un impacto negativo sobre las cuentas de resultados.

Y es que, cuanto más motivado está un trabajador y más alineado se encuentra con los valores de su empresa, mayor es su productividad. Según un estudio realizado por la organización State of the American Workplace, Gallup, las organizaciones con trabajadores motivados pueden llegar a tener un 147% más de beneficios, a lo que hay que sumar la reducción en los costes de reemplazamiento de personal que disminuyen notablemente y que se estiman en un 1,5 del salario de la persona reemplazada.

Oficinas de Google en Madrid.

“Los trabajadores desmotivados no solo no reportan los beneficios mencionados que provocan los empleados comprometidos, sino que, además, dan lugar a ambientes laborales tóxicos y otros efectos desfavorables como una percepción negativa por parte de los clientes, un aumento de la tasa de absentismo laboral e, incluso, un incremento de la frecuencia de casos de acoso”, señalan desde JLL.

“En Estados Unidos, para adaptarse a esta nueva realidad”, explica Borja Basa, “el 80% de las empresas han creado departamentos de Corporate Real Estate (CRE), que reportan directamente al comité de dirección, porque no olvidemos que el inmobiliario tiene un impacto directo en el negocio de las compañías y en sus cuentas de resultados, especialmente en las empresas de servicios, muy intensivas en empleados. En España, las grandes compañías han comenzado a incorporar estos departamentos y lo suyo sería que el director de recursos humanos formase parte de ellos, pero aún queda mucho camino por recorrer”.

Hacia espacios de trabajo saludables

Según un informe de JLL, Lend Lease y Skanska, la calidad del aire y la iluminación, hasta las vistas a la naturaleza y la distribución interior de los espacios de trabajo, pueden influir en la salud, la satisfacción y el rendimiento laboral de los trabajadores en la oficina. De ahí que contar con oficinas equipadas con tecnología que favorezcan la conciliación y la flexibilidad, espacios saludables o servicios para el empleado, como aquellos relacionados con la salud o que faciliten las gestiones personales, se hayan convertido en las últimas tendencias en los espacios de trabajo, según un reciente estudio de la consultora CBRE.

Para que nos hagamos una idea, la mejora de la calidad del aire en espacios interiores -baja concentración de CO2 y contaminantes, altas tasas de ventilación- puede traducirse en incrementos en la productividad de entre un 8% y un 11%. La investigación ha demostrado también que el bienestar térmico influye en gran medida en la satisfacción con el entorno laboral. Se pueden lograr mejoras de un dígito en materia de productividad gracias a pequeñas medidas de control de la temperatura realizadas por el personal.

Asimismo, existen estudios que han demostrado que la productividad aumenta cuando los empleados están situados cerca de ventanas. Es más, los expertos creen que es muy probable que las vistas a la naturaleza sean el factor más importante, especialmente en los casos en los que la vista ofrece una conexión con la naturaleza. La salud puede mejorar gracias a la práctica de ejercicio físico y, por lo tanto, el diseño activo en los edificios y el acceso a servicios e instalaciones adicionales -tales como aparcamiento para bicicletas y zonas verdes- pueden fomentar estilos de vida más saludables entre los ocupantes de los edificios.

También relacionado con el bienestar de los empleados está el hecho de que la oficina esté bien conectada con los servicios de transporte público. Según el estudio de CBRE, está creciendo la tendencia de las empresas a buscar oficinas con fácil acceso al transporte público. Un factor que es importante para el 43% de las empresas y para el 53% de los empleados.

Source:: El Confidencial Vivienda

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.