We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Redecorar tu casa con una tarjeta de crédito te puede salir barato

Posted by: In: Inmobiliaria 03 May 2017 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

Tipos de financiación para redorar tu vivienda

No es ninguna novedad que una de las principales finalidades para las que se solicitan préstamos personales es reformar y redecorar los hogares. Tanto es así que según el Barómetro de la Ilusión elaborado por Cofidis el año pasado, a lo largo del 2015 el 12 % de las solicitudes de créditos se destinaron a realizar una reforma y el 8 % a redecorar la vivienda.

De hecho, muchas entidades bancarias y establecimientos financieros de crédito disponen de préstamos con condiciones específicas para estas finalidades. No obstante, como indican desde el comparador HelpMyCash, si no dispones de suficiente capital para redecorar tu vivienda y necesitas financiación, antes de solicitar un préstamo es recomendable valorar la posibilidad de utilizar una tarjeta de crédito. Con estos plásticos puedes comprar diferentes productos para darle una nueva imagen a tu hogar al mejor precio y si sabes cómo, incluso, gratis. Sin embargo, no debes olvidarte de que los intereses de cualquier tarjeta la mayoría de las veces serán más elevados que las de un préstamo, por eso, es fundamental saber cómo utilizarlas.

En cualquier caso, ambos productos pueden ser muy útiles para financiar determinados productos en función de su precio, de la necesidad que tengas y de la situación en la que te encuentres. Estos están pensados para un cambio de look de tu casa, pero también podes pensar más a lo grande y hacer reformas integrales y transformar tu vivienda.

¿Cuándo conviene una tarjeta y cuándo un préstamo personal?

Ya hemos comentado que muchas personas se decantan por solicitar un préstamo para financiar la redecoración de su hogar, sin embargo, es importante que sepas que si utilizas una tarjeta en determinadas situaciones, puedes salir mejor parado.

No obstante, primero, es fundamental que sepas cómo funcionan las modalidades de pago de estos plásticos para asegurarte de estar utilizándolos de la manera que más te beneficie. Las tarjetas de crédito te permiten disponer de una cantidad de dinero (determinada por la entidad emisora) al instante y devolverla mediante dos modalidades de pago diferentes. Por un lado, el pago total, es decir, devolver todo el monto a principios del mes siguiente sin ningún coste y, por otro lado, el pago fraccionado con el que reembolsaremos el capital en diferentes cuotas mensuales que sí que incluirán intereses.

Si, por ejemplo, necesitas comprar diferentes productos como lámparas, alfombras, cuadros, etc. que no tengan un precio muy elevado, puedes seleccionar la modalidad de pago total y únicamente devolverás el dinero que hayas utilizado, sin costes, a final de mes. De esta manera, podrás aplazar el pago de la compra unos días y hacerle frente con la siguiente nómina. En cambio, si nos decantamos por créditos de pequeños importes, probablemente tengamos que recurrir a los minicréditos que tienen un coste diario que ronda el 1,1 %, es decir, por cada 100 euros solicitados a devolver al cabo de un mes, tendremos que retornar 133 euros de media en total.

Por otro lado, si quieres comprar productos de importes elevados con una tarjeta, será mejor recurrir al pago fraccionado, ya que te permitirá devolver el capital en cómodas cuotas mensuales. No obstante, en esta situación sí que debes barajar la opción de escoger un préstamo, ya que los intereses de los plásticos suelen ser más elevados. No obstante, con las tarjetas dispondremos del capital al instante y con el préstamo, probablemente, no.

Como ya hemos dicho, ambas opciones pueden ser apropiadas, siempre que sepamos cómo utilizarlos y cómo nos puede beneficiar más cada producto en diferentes situaciones.

¿Qué características debe tener la tarjeta perfecta?

Si has decidido contratar una tarjeta para hacer frente a los gastos que conlleva redecorar tu hogar, es importante que también sepas en qué características fijarte e identificar cuáles te beneficiarán.

Primero, es importante que te informes sobre las comisiones que pueda incluir la tarjeta, aunque las dos más importantes son la comisión por emisión y la de mantenimiento (anual), ya que si no están incluidas, la tarjeta será gratuita año tras año.

En segundo lugar, debes fijarte en el coste que te aplicarán por reembolsar el dinero mediante la modalidad de pago fraccionado. La más conveniente será contratar una tarjeta con un tipo de interés inferior a la media, que suele rondar el 21 %.

También es importante que te fijes en los posibles descuentos o devoluciones que incluyan en diferentes establecimientos, ya que puedes conseguir ahorrar dinero en productos del hogar que decidas financiar.

Por último, si no quieres cambiar de banco, puede ser aconsejable contratar una tarjeta que no requiera cambiar de entidad. Además, este tipo de “plásticos” no suelen exigir vinculación.

The post Redecorar tu casa con una tarjeta de crédito te puede salir barato appeared first on Fotocasa.es Blog.

Source:: Fotocasa

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.