We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

¿se puede pedir una hipoteca en el extranjero?

Posted by: In: Inmobiliaria 26 Nov 2014 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.
image_credit:
sin licencia

A la hora de pedir una hipoteca lo que nos importa es que el diferencial del banco sea lo más bajo posible, que la entidad sea fiable y que no nos intenten colar muchas vinculaciones. Pero, ¿qué pasaría si la mejor opción nos la ofrece un banco que opera en el extranjero? Sobre el papel, legalmente, no tendríamos limitaciones, aunque existen ciertos riesgos, como la dificultad para perseguir a un posible moroso, que harán la operación muy complicada

Se trata de un supuesto pensado para aquellos que quieran invertir en el mercado inmobiliario de un país en pleno desarrollo, que estén interesados en viviendas vacacionales en la costa (como sucede con británicos y holandeses) o que hayan salido a trabajar de expatriados al extranjero pero prefieran vincular su préstamos a una entidad de su país

No obstante, para entender este fenómeno antes hay que dejar claro qué es un banco extranjero. En este sentido, con los lios de fusiones, filiales y compras, el tema puede ser algo confuso. Pero podemos entender como “extranjero” una entidad financiera que no tiene sede o ficha en nuestro país. En pocas palabras, que no está dada de alta en el Banco de España como entidad oficial registrada. Pocos saben que el Attijariwafa Bank de Marruecos o el holandés Binckbank están en la lista de entidades del emisor español, con lo que se rigen por la normativa del país

Otros bancos “extranjeros” no están dados de alta “porque prefieren no invertir en abrir una entidad desde cero, con el gasto que implica y sin embargo han optado por abrir sucursales en zonas de interés, como sucede con muchos bancos británicos y alemanes en la costa mediterránea española y cuya misión es dar servicio a sus clientes”, detalla Juan Villén, responsable de idealista hipotecas

Lo importante es saber que saber que “legalmente no existe ninguna limitación a la hora de dar un préstamo, ya sea hipotecario o al consumo, por parte de una entidad que opere en el extranjero. De hecho, en la época del boom inmobiliario en España muchos bancos de nuestro país daban hipotecas a ingleses que querían comprarse una casa en la costa”, detalla Villén

Pese a todo existen dos grandes riesgos en este tipo de préstamos: “localizar al cliente en caso de impago y el procedimiento judicial en caso de una reclamación ya que la garantía hipotecaria española no vale si se trata de una entidad que no tenga ficha oficial”

Estos dos problemas hacen que “a pesar de que la última palabra la tienen los bancos y ellos deciden si prestar o no el dinero, lo normal sea no darlos a ciudadanos de otro país. Se trata de algo muy complicado. A pesar de todo, en estos momentos, hay hipotecas mejores que las de España, pero cuando los bancos tienen que dar hipotecas para extranjeros no residentes, las condiciones empeoran, precisamente para cubrir los mayores riesgos

Source: Idealista

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.