We offer all the tools necessary for landing the full scope of business you really deserve.
Feel free to call us: +34 617 369 878

Tarifas de luz reguladas, ¿es la mejor para nuestra familia?

Posted by: In: Inmobiliaria 05 Apr 2018 Comments: 0 Tags: , , , , , , ,
.

No hay recibo que dé más vértigo que el de la luz. La falta de transparencia de estas compañías, junto con la propia complejidad del producto nos ha llevado por el camino de la amargura durante años.

Pero si hay un sector que se mira con recelo es el libre, en el que no hay supervisión de la Administración. Ahora bien, ¿realmente te interesa mantenerte en el mercado regulado? ¿En qué casos te interesa tener tu tarifa de luz en un sector u otro?

Elegir la tarifa de luz, ¿qué opciones tienes en 2018?

Existe una lucha entre los diferentes agentes que forman el mercado eléctrico. Por un lado, encontrarás las propuestas del mercado regulado. Que son aquellas supervisadas por el Gobierno para garantizar el precio más bajo.

Por el otro, las conocidas como de mercado libre, edulcoradas con carteles de promociones y ventajas adicionales. ¿Cuál te conviene más? Todo depende del consumo que hagas y de cómo lo hagas, afirman los expertos del comparador de energía HelpMyCash.com.

A la hora de decantarte por un mercado u otro, debes plantearte cuándo vas a necesitar la energía. Y cuánto tiempo le quieres dedicar a controlar su precio. En base a esto tendrás hasta tres tipos de tarifas a las que recurrir: (1) tarifas por horas o PVPC (exclusiva del mercado regulado), (2) tarifas planas (solo disponibles en el libre) y (3) tarifas de precio fijo, que son las más habituales.

3 motivos para quedarte en el mercado regulado

Si no quieres dedicarle demasiado tiempo al asunto, las propuestas reguladas te proporcionan dos ventajas interesantes. No exigen la contratación de servicios adicionales y no tendrás que firmar ninguna permanencia. Ahora bien, ¿son más atractivas que las de mercado libre? Una vez más, depende.

La principal tarifa regulada es la que se conoce como PVPC o tarifa por horas. Es decir, es la que nos ofrece el precio del kWh en función del mercado. Por lo que cambia cada hora y cada día. Por lo tanto, si no eres un apasionado de este sector, posiblemente no le sacarás el máximo partido. Eso sí, estarás pagando el coste más “justo”. Y sí, lo ponemos entre comillas, porque la dependencia del mercado puede ser buena y mala. Ya que afecta cualquier agente externo. Desde la climatología a la demanda extra de energía.

Adicionalmente, existen otras modalidades de coste fijo. Bajo este nombre encontrarás las tarifas clásicas. Las cuales te ponen un precio para el kWh concreto y te lo mantienen durante todo un año. De este tipo podrás acceder a tres. Una en la que el precio se mantiene igual las 24 horas del día. Y otras dos que aplican la discriminación horaria (precios más bajos durante la noche). El principal problema es que suelen congelar el precio un poco por encima que las de mercado libre.

En resumen, deberías quedarte en el mercado regulado siempre que quieras tener la seguridad de que estás pagando el precio más realista para el kWh. Lo mismo si no quieres firmar permanencias. Y quieres evitar que te acaben exigiendo la contratación de algún servicio extra. Además, si tienes una situación de vulnerabilidad, estas tarifas te permitirán acogerte al bono social.

Precio fijo, ¿regulado o libre?

Si por tu situación personal no puedes acogerte a esta ayuda y no estás dispuesto a mirar cada día a qué hora te sale más rentable consumir energía, tal vez te debas plantear dar el salto al mercado libre.

Actualmente podemos ver que existe una diferencia más que sustancial entre las tarifas de precio fijo reguladas y las de mercado libre. Para que te hagas una idea, Iberdrola cobra 0,14476 euros/kWh en su versión fija regulada. En cambio, en su Tarifa Estable cuesta 0,123988 euros/kWh. Es decir, para un consumidor con una potencia de 4,6 kW y unos 292 kWh de consumo, el recibo de luz será de 72 euros/mes frente a los 66 euros/mes del mercado libre.

Obviamente, para evitar sobresaltos deberás tener en cuenta que la tarifa que elijas no exija firmar la contratación de servicios adicionales que encarezcan la factura. Este es el caso de los servicios de mantenimiento, por ejemplo.

Por otro lado, asegúrate de que no tienes permanencia. O que, en caso de tenerla, corresponde al tiempo en el que se te aplica un descuento. Finalmente, antes de dejarte llevar por una promoción, haz cuentas. No es fácil, ya que hay que tener en cuenta los impuestos. Pero sí puedes contrastar tu actual tarifa con la que estás pensando contratar. Además, siempre puedes recurrir a los comparadores de tarifas de luz.

La entrada Tarifas de luz reguladas, ¿es la mejor para nuestra familia? se publicó primero en Fotocasa.es Blog.

Source:: Fotocasa

LinkedInFacebookTwitterGoogle+PinterestShare

Sorry, the comment form is closed at this time.